“Qué mejor manera de aprender que ayudando a gente que te necesita”


publicado por probonos.net

Pau y Alicia son dos estudiantes de Derecho que este año han participado en la Clínica Jurídica de la Universidad Europea de Madrid. En este post, recogemos su opinión sobre los beneficios de participar en ella y su implicación en las causas sociales que conocen a través del pro bono.

...

El pasado mes de febrero, la Universidad Europea de Madrid inauguró su Clínica Jurídica, acto al que acudió Probonos.net. El objetivo de esta creación fue incentivar a los alumnos de Derecho a incrementar sus conocimientos a la vez que podían acercarse a la realidad social.

Tal y como cuentan Pau Rodríguez y Alicia Agra ¡Este objetivo ha quedado cumplido! Estos dos estudiantes de Derecho decidieron unirse a la Clínica Jurídica por diversos motivos. Pau valora la posibilidad “tener contacto con el mundo jurídico, más allá de los casos prácticos de la Universidad”. Alicia, por su parte, indica que “se ha desarrollado en nosotros el sentimiento de responsabilidad que los abogados tienen que tener para resolver cada caso” y explica, además, que “poder ayudar así a gente falta de recursos y que de verdad lo necesita, resulta muy gratificante”.

Los dos alumnos de la Clínica han atendido, junto a otros compañeros de Universidad, dos casos pro bono que les hicimos llegar desde nuestra plataforma. Alicia presenta la primera solicitud presentando a la ONG beneficiaria. “El caso de exención del IVA consistía en proporcionar a la Asociación Misionera Ebenezer (AME) ayuda para poder realizar la declaración del IVA y para solicitar la exención de dicho impuesto. Esta es una entidad sin ánimo de lucro que trabaja ayudando a 140 familias que se encuentran en una difícil situación social y que les aporta alimentos y actividades socioculturales. No solo nos ayudó a ampliar los conocimientos sobre este impuesto estudiado en clase sino también conocimos mejor qué requisitos son los necesarios para que se den exenciones de IVA”.

La segunda petición se planteó por parte de Fundación Globalis, una entidad que promueve la innovación, especialmente en proyectos de I+D. Pau nos indica que “no entrañó una gran complicación, la mayoría de la información y datos se recogía en la página web oficiales, y únicamente tuvimos que ordenarlos”. Alicia completa su visión sobre esta caso diciendo que “comprendimos esta figura [Protectorado] de forma más detallada y además conocimos el papel tan importante de esta fundación para la región en la que desarrolla su trabajo”.

Respecto a la posibilidad de participar en una Clínica Jurídica, Pau cuenta que es una “experiencia altamente recomendable” y considera que el trabajo que allí hacen los estudiantes conlleva un “beneficio social” para las personas que lo necesitan. Alicia mantiene una opinión similar y comenta que “debería incluirse en cualquier plan de estudios. Qué mejor manera de aprender que ayudando a alguien que te necesita”.

También preguntamos a estos dos estudiantes de Derecho su opinión sobre la necesidad de que en el mundo legal se promueva la actividad pro bono. Alicia comenta que “una de las cosas más importantes que tienen las empresas son los conocimientos que sus empleados poseen y por qué no compartirlo. Podría enriquecer mucho a nivel profesional y ético. Yo sin dudarlo participaría en proyectos como este”. Por su parte, Pau termina diciendo que “los despachos de abogados, bufetes y firmas, deberían contar con un cupo de horas pro bono. Actualmente el asesoramiento jurídico gratuito es muy limitado y no cubre la mayoría de actos jurídicos, en los que se ve envuelto el ciudadano”.

La imagen es de ejilindstrom en Pixabay

Un proyecto de
fundacion-hazloposible